¡Excelente exposición histórica de una de las maravillas del mundo prehistórico! Ya hice planes para visitarla en 2022. Es lamentable no poder visitar la Cueva real. A la misma vez hay que agradecer la acción de cerrarla y así preservarla para la posteridad. Desde luego va a ser uno de los principals lugares a visitar durante el planeado recorrido por el norte-noroeste de la Madre Patria.

Responder